Blog del Olivar

Glifosato Sí, Glifosato No.

glifosato-mcpa

glifosato-mcpa

El polémico herbicida glifosato sigue creando división de opiniones, y no solo entre organismos científicos y de protección de la salud. Ahora son los gobiernos de España y Francia los que mantienen posturas enfrentadas ante el uso de este producto que en marzo de 2015 fue incluido en la lista de substancias probablemente carcinógenas para humanos (grupo de substancias 2A) de la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, dependiente de la Organización Mundial de la Salud).

Francia prohibe el uso del Glifosato

El portavoz del gobierno, Christophe Castaner, ha afirmado este lunes 25 de septiembre en declaraciones a la televisión BFMTV que, como medida para la protección de la salud humana y el medio ambiente, el herbicida glifosato estará totalmente prohibido -para todo tipo de usos- “antes de que termine el actual mandato del presidente Emmanuel Macron, en 2022”.

De forma paralela, la oficina del primer ministro, Edouard Philippe, ha recordado en un comunicado que desde principios de este año el glifosato está prohibido en los espacios públicos abiertos y que a partir de 2019 se prohibirá también su uso en jardines particulares.

En lo que se refiere a la agricultura, el Gobierno francés ha pedido a los Ministerios de Agricultura y de Ecología la elaboración de un plan para dejar de utilizar ese herbicida en beneficio de las “alternativas disponibles”. Las condiciones de ese estudio serán expuestas al resto de los Estados miembros de la Unión Europea y al Comisión para “encontrar las condiciones de una transición razonable hacia la salida del glifosato”.

España a favor del uso del Glifosato

El pasado 11 de septiembre, en una acto sobre cooperativismo agrario celebrado en Valladolid, Miguel Arias Cañete, Comisario Clima y Energía de la Unión Europea y ex ministro español de Agricultura apuntó que la decisión sobre el futuro del uso en Europa del herbicida glifosato será adoptada con toda probabilidad el mes de octubre.

Todo hace pensar que la Comisión Europea defenderá la concesión de un permiso de utilización del glifosato por un período de 10 años, atendiendo informes de la Agencia Europea de Substancias y Mezclas Químicas (ECHA), en los que se afirma que “las evidencias científicas disponibles no reúnen los criterios necesarios para clasificar al glifosato como cancerígeno, mutagénico o tóxico para la reproducción”.

Postura de la ministra española

En el transcurso de las jornadas técnicas celebradas en Valladolid, y en respuesta a las preguntas de los periodistas, la actual ministra española de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, aseguró que España sigue los dictámenes de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria “que vela por la salud”. Utilizando esta afirmación como argumento, la ministra confirmó que España “tiene una posición favorable a la continuidad del glifosato”.

García Tejerina admitió que “el voto a favor -de España- por sí solo de España no basta” y que se requiere los apoyos de más países. Para conseguir este objetivo, según informó la agencia EP, la ministra ha arengado a las organizaciones y cooperativas agrarias que “muevan a sus gobiernos para que el glifosato siga estando en la agricultura”.

Francia se ha destacado en los últimos años como uno de los países que defiende con mayor energía el principio de precaución ante cualquier producto que pueda suponer un riesgo para la salud y el medio ambiente, independientemente del partido político que esté en el gobierno.

Los sindicatos franceses en contra

La postura del gobierno francés ha provocado diversas manifestaciones en las últimas semanas y la presidenta de la FNSEA, Chistiane Lambert, principal sindicato agrícola del país consideró que Francia no puede actuar de forma independiente del resto de la UE. En opinión la FNSEA no se puede prohibir de forma drástica el uso de glifosato en agricultura porque esta decisión puede provocar pérdidas económicas a los agricultores; por lo que este sindicato reclama inversiones en investigación para encontrar alternativas.

Fuente: lavanguardia.com

Otras noticias que te pueden interesar

Salir de la versión móvil