Olivos dañados por las heladas.

La historia se vuelve a repetir millones de olivos quedan dañados por las heladas. Ahora, le toca a Italia. Ha sido, otra vez, una helada en marzo. Aquí llegó el 1 de marzo de 2005 y destrozó miles de olivos. Algunos se cortaron a ras de suelo. Otros, se podaron por la cruz, mientras que los menos afectados perdieron unas cuantas ramas. El olivar jiennense tardó varios años en recuperarse después de que el frío acabara con millones de árboles. Esta vez, la helada no ha sido aquí, aunque vuelve a dejar claro la importancia que tiene contar con un buen seguro ante estas catástrofes.

El Gobierno de Italia no ofrece datos oficiales, aunque no hay duda de que los daños son de enorme magnitud. La ola de frío siberiano congeló a millones de olivos. Los agricultores están en el campo para evaluar el impacto en sus explotaciones y ver si los árboles se recuperan. El Consorcio Olivícola Italiano ya calcula que hay afectados o están en riesgo alrededor de 25 millones de olivos. Lo que considera que habrá una caída de producción más que considerable.

La últimas heladas, han dañado millones de olivos en Jaén

olivos helados

Además, indica que las consecuencias de este temporal no serán puntuales, sino que afectarán al cultivo durante los próximos años. De hecho Unaprol indica que muchos árboles se tendrán que plantar otra vez, algo que obliga a esperar años para que vuelvan a producir.

Causas de las heladas

Las heladas han causado caída de las hojas, ramas secas y cortezas rotas. También existen árboles literalmente abrasados por la fuerza del frío. La organización italiana pide un cambio profundo en el ámbito estructural para salvaguardar los intereses de los agricultores frente a estos desastres meteorológicos.

el impacto

Queda por ver cuál será el efecto sobre la próxima cosecha, aunque Unaprol cree que se perderán alrededor de 30 millones de euros. En Jaén, el golpe fue determinante. Primero, los agricultores estuvieron meses en el campo para cortar los árboles afectados, lo que generó imágenes tremendamente desoladoras. Luego, con menos olivos o árboles con pocas ramas, el impacto sobre la cosecha no se hizo esperar. Aquí se considera que una cosecha media es de unas 500.000 toneladas. Sin embargo, en la campaña 2005/2006 el olivar jiennense tan solo generó 271.360 toneladas, tal y como publica el Ministerio de Agricultura.

Toca esperar para ver cómo se recuperan las parcelas afectadas y su peso en la cosecha italiana. Esto puede tener consecuencias directas en el mercado internacional y, en el precio del zumo de la aceituna. No obstante, este mismo suceso vuelve a dejar claro que el drama de la helada puede aparecer. Los olivos, están a la intemperie, avivan la necesidad de contar con pólizas de seguros que disponen de bonificaciones por parte de las administraciones públicas.

Fuente: http://www.diariojaen.es

¡Opina, Sugiere, Deja un comentario!