Jul 06

1,4 millones a Aceites Cazorla

Rrepresentantes de aceites cazorla y junta andaluciaecientemente se ha concedido más de 1,4 millones de euros por parte de la Junta de Andalucía a Aceites Cazorla, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha visitado la sede de esta cooperativa para la modernización de sus instalaciones. Este incentivo, que supone el 50% del total de la inversión, se va a destinar a un proyecto para la ampliación y mejora de la almazara y la construcción y el acondicionamiento de los depósitos efluentes.

Sánchez Haro ha puesto esta ayuda como ejemplo del apoyo de su departamento a un sector que es una de las locomotoras económicas de Andalucía como es el del aceite de oliva, con un valor de ventas total de más de 3.400 millones de euros. Dicha cooperativa cuenta con un conocimiento de los mercados y de los gustos de los consumidores que le han abierto las puertas de los mercados más exigentes. Muestra de ello es la propia cooperativa Aceites Cazorla, que ha sabido hacerse un hueco en países como Canadá, EEUU, Brasil, India, Sudáfrica, Australia, Rusia y Alemania.

Con una facturación anual que supera los 20 millones de euros y una producción de 47.000 toneladas, esta firma que cuenta con 2.000 socios es ejemplo de un negocio tradicional que ha sabido proyectarse de manera internacional con la calidad de sus aceites de oliva virgen extra.

Centro de Interpretación del Aceite de Oliva

El consejero ha destacado que esta proyección en el exterior se ha hecho sin perder sus raíces. Prueba de ello es que en 2014 habilitó en sus propias instalaciones, con la colaboración del Ayuntamiento de Cazorla y la Diputación de Jaén, una almazara antigua como Centro de Interpretación del Aceite de Oliva. Durante su visita, Sánchez Haro ha mantenido también un encuentro con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Sierra de Cazorla, al que ha felicitado por la labor que realiza “defendiendo las producciones e impulsando la promoción, una labor que se ha de seguir trabajando y ser aún más ambiciosos para llegar a más consumidores”.

Visto en oleorevista.com

Jun 28

Subvención a cooperativas de aceite de oliva

cooperativa de aceite de oliva de CárchelEl próximo día 30 de Junio, cumple el plazo para la solicitud de las ayudas a las cooperativas de aceite de oliva. En este caso son dos las convocatorias ofrecidas, por una lado, la  destinada al aprovechamiento turístico de las almazaras de la provincia de Jaén.

Convocatoria 180531. Boletín Oficial de la Provincia de Jaén número 110 de 8 de junio de 2018.

Los plazos para las dos líneas subvencionadas acaban el 30 de Junio de 2018

Líneas de actuación de subvenciones:

  • Línea 1.Proyectos de inversión

Destinada al aprovechamiento turístico de las almazaras de la provincia de Jaén.

Importe: 170.000,00€
Notas: Crédito 2018: 170.000 euros. Cuantía máxima del 50% del coste final de los gastos subvencionados, con un límite de 20.000 euros por beneficiario

  • Línea 2. Proyectos para la realización del gasto corriente.

Crédito 2018: 30.000 euros. Cuantía máxima del 50% del coste final de los
gastos subvencionados, con un límite de 4.000 euros por beneficiario.

Proyectos subvencionados: Proyectos destinados a la difusión y promoción de las actividades de Oleoturismo de las almazaras de la provincia, de la tipología que a continuación se enumera:
– Realización de vídeos promocionales o divulgativos.
– Diseño y edición de material promocional o divulgativo: folletos y cuadernos didácticos.
Los gastos subvencionados serán exclusivamente de naturaleza corriente.
Gastos subvencionados: Son los previstos en el artículo 22 de la convocatoria.
Compatibilidad: Sí.
Forma de pago: Previa justificación del gasto realizado
Plazo de ejecución: Desde el 1 de enero de 2018 hasta al 31 de marzo de 2019.
Plazo máximo de justificación: Hasta el 30 de junio de 2019.

Os dejo documentos oficiales de las ayudas

Línea 1. Proyectos de inversión

Línea 2. Proyectos para la realización del gasto corriente.

Fuente:http://www.mapama.gob.es/es/agricultura/temas/default.aspx

Jun 20

Un año de cárcel por apropiarse de subvenciones al olivar

acusado en el juicio por el robo de la subvenciónUn hombre que responde a las iniciales J.R.M.F. ha aceptado un año de cárcel y el pago de una multa de 540 euros por quedarse con 40.000 euros de subvenciones agrarias correspondientes a olivares que pertenecían a la fundación que gestiona un asilo de Cazorla (Jaén). Además de la condena por un delito continuado de apropiación indebida, en concepto de responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar a la fundación en 40.000 euros.

El acusado ha aceptado los cargos y se ha mostrado conforme con la petición de penas acordada entre las partes y con el visto bueno del Ministerio Fiscal, lo que ha permitido evitar con la continuidad del juicio previsto para este martes en la Sección Tercera de la Audiencia de Jaén. Según recoge el escrito del Ministerio Público con el que el acusado se ha mostrado conforme, los hechos se remontan a 2010 cuando el acusado firmó varios contratos de arrendamiento rústico con la fundación que gestiona un asilo en Cazorla.

De esta forma, se hizo con la explotación de varias fincas de olivar repartidas entre los municipios de Cazorla y Peal de Becerro. En dichos contratos se excluía de forma expresa las ayudas europeas que correspondían por el cultivo de olivar, por lo que la fundación mantenía el cobro de estos derechos. No obstante, el acusado cobró las ayudas correspondientes a cinco cosechas, entre los años 2010 y 2015 y para ello “simuló ante la Junta ser el titular de los derechos de pago único”. Se calcula que con esta simulación cobró del orden de 40.000 euros que son los que ahora deberá devolver a la fundación.

Fuente: 20minutos.es

May 22

Posibles recortes en la PAC

EspañTexto de la pac 2018, fondo de olivosa trabaja para cambiar la propuesta de la Política Agraria Común (PAC), que no gusta nada en Andalucía y que le puede hacer mucho daño a la provincia jiennense. Mientras que el Gobierno de Madrid asegura que la reducción podría llegar al 3,5% de las ayudas directas que reciben los agricultores, mientras que los fondos mermarían en un 5%, en Sevilla creen que el recorte será del 16%, ya que incluyen la inflación que se generaría durante los años previos a la aplicación de la reforma.

Una de las mejores soluciones es que los países europeos que sostienen la PAC paguen más y así se podrían mantener los fondos que vienen a la provincia. En cambio, esto no gusta nada —algo normal— a los que tienen que incrementar las aportaciones. Existe un frente en los países nórdicos que se oponen a esta medida. No hay que olvidar que Gran Bretaña se va de Europa, que era un país que pagaba y no cogía fondos de la PAC. Sustituir al pagador es complicado.

Bruselas quiere construir un armazón que sustente la PAC, pero también aboga por dar cierta libertad a los países para que establezcan sus propios criterios en su territorio. Hay quienes creen que se pondría en riesgo el mercado único, ya que se desarrollarían planes estratégicos en Estados con diferentes niveles de pagos directos por hectárea. Además, consideran que se pueden dar diferentes interpretaciones con asuntos que ahora controla directamente Bruselas, como la condicionalidad o, lo que es lo mismo, las labores ambientales exigidas a cambio de la ayuda o los controles a los propios agricultores europeos. La Unión Europea quiere identificar objetivos generales, mientras que cada país identificaría sus propias necesidades. Además, implementarán los pagos en función de si se consiguen los objetivos que se pretenden, algo que podría crear una evolución muy diferente de la Política Agraria Común (PAC) en función de donde se aplique.

El Medio Ambiente, también.

La Unión Europea no quiere que la PAC sea solo un instrumento para producir alimentos con seguridad y mantener actividad en los países mediterráneos. Bruselas lleva años dando pasos en este sentido, aunque ahora los dará como si fuera un “gigante”. La Unión Europea endurecerá los requisitos ambientales, ya que pretende que los agricultores cobren ayudas no solo por generar productos alimentarios, sino por hacerlo de una manera respetuosa que garantice la conservación de la naturaleza. España está en esta línea, aunque la batalla de la anterior PAC fue que se reconociera esta virtud al olivar, simplemente, por la manera en la que se cultiva. Al principio, Bruselas no era partidaria, aunque al final se pudo conseguir. De ahí que habrá que estar muy pendiente durante esta próxima reforma.

Hace unos días, UPA denunció que más de 14.000 jiennenses han salido del marco de la PAC ante los nuevos requisitos. La anterior reforma acotó las ayudas por abajo expulsó a los que cobraban menos de 300 euros y también por arriba. Bruselas sigue con la idea de delimitar los incentivos, aunque parece que será para los que más reciben. De hecho, se plantea no pagar más de 60.000 euros por explotación, pero se permitirá a los beneficiarios descontarse los costes laborales que genera la finca —con el objetivo de impulsar la actividad agraria y el empleo—. No obstante, esto puede conllevar la fragmentación de las parcelas con diferentes empresas.

Fuente: diariojaen.es

Feb 26

Convocatoria de ayudas a las industrias agroalimentarias

industria agroalimentaria, fabrica de aceituna.

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la segunda convocatoria de ayudas dirigidas a las agroindustrias de la comunidad autónoma, que sumará otros 68,6 millones de euros a los 108,1 ya puestos a disposición del sector en 2017 para respaldar inversiones en transformación, comercialización y desarrollo de productos. Son ya, por tanto, 176,7 millones de euros con los que, según ha aseverado el titular de este departamento autonómico, “cumplimos con nuestro compromiso de poner todos los recursos a nuestro alcance, y en el menor tiempo posible, al servicio de la modernización del tejido agroindustrial con el firme objetivo de que “crezca, gane competitividad, genere mayor valor añadido y, por tanto, cree más riqueza, empleo y bienestar en nuestro medio rural”.

Líneas de actuación de ayudas

Los incentivos, enmarcados dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020, se distribuyen en tres líneas diferenciadas. La primera, dirigida a pequeñas y medianas empresas (pymes) agroalimentarias, cuenta con una nueva dotación de 32,5 millones de euros; y la segunda, que abarca a grandes empresas del sector, con otros 15,1 millones de euros. La asignación de la última, orientada de manera específica al sector del olivar, se eleva hasta los 21 millones de euros. Estas inyecciones, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (75%) y las administraciones autonómica y central (17,5 y 7,5%, respectivamente), complementa los 51,2; los 27,5 y los 29,3 millones de euros convocados para cada una de estas medidas en 2017, cuando, como ha recordado Rodrigo Sánchez Haro, “ante el gran número de solicitudes, ya triplicamos el presupuesto previsto inicialmente”.

La orden, que establece un límite de cinco millones de euros por cada proyecto de inversión, se encuadra dentro del Plan Estratégico para la Agroindustria de Andalucía. Horizonte 2020 y presenta como principal novedad una mayor intensidad de ayudas por la creación de empleo y por la dimensión a través de las Entidades Asociativas Prioritarias nacionales o regionales. Se tienen en cuenta, además, el grado de integración y el aumento de dimensión, la innovación, la internacionalización, la eficiencia ambiental y la valorización de residuos, sin olvidar la ubicación en municipios rurales, la participación de mujeres y jóvenes en los órganos de decisión, la certificación de producción ecológica o las denominaciones de origen, entre otros criterios que tendrán que cumplirse a la fecha de finalización del plazo de presentación de solicitudes. Éste se alargará hasta el próximo 22 de mayo (tres meses desde el día siguiente a su publicación en el BOJA).

Los fondos apoyarán, entre otras iniciativas, la modernización de canales de comercialización y procedimientos de manipulación y transformación, la presentación de los productos, la aplicación de nuevas tecnologías, la diversificación de producciones, la implantación de sistemas de gestión de calidad y la mejora de la trazabilidad y de la eficiencia energética, así como la reutilización y el aprovechamiento de subproductos. Se trata, ha afirmado el responsable de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, de favorecer el aumento de la dimensión de las empresas, la diferenciación y comercialización de sus producciones, la sostenibilidad ambiental, la innovación en el sector, la calidad y la trazabilidad y la apertura a nuevos mercados y estrategias de comercialización.

La industria agroalimentaria andaluza

El tejido agroalimentario andaluz cuenta en la actualidad con más de 5.200 empresas de alimentación y bebidas que posicionan a este subsector industrial como el más importante de la comunidad en cuanto a empleo (más de 46.000 ocupados) y el segundo en términos de valor añadido, tan sólo superado en este ámbito por las actividades extractivas. En cuanto a su facturación, los registros superan los 14.000 millones de euros. Las empresas agroalimentarias aportan alrededor del 24% del empleo, el 21% de la facturación y el 18% del valor añadido de la industria de la región.

Fuente: Junta de Andalucía, Consejería de Agricultura.

Ene 15

Más de 400.000 euros en el olivar para proyectos innovadores.

ayudas de la junta de andalucia

Logo de la junta

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía “ha concedido 406.770 euros en ayudas para Grupos Operativos de Córdoba, pertenecientes a la Asociación Europea de Innovación, que desarrollarán proyectos en el ámbito del olivar, gracias unos incentivos que financian el 100% del presupuesto de cada iniciativa”.

Así lo ha destacado el delegado de Agricultura de la Junta en Córdoba, Francisco Zurera, quien ha explicado que estas subvenciones “fomentan la modernización del sector agroalimentario andaluz a través de la apuesta por la colaboración de los diferentes agentes”, es decir, los productores, industriales e investigadores, “para dar respuesta a las necesidades concretas del mismo”.

Los dos grupos beneficiarios de la provincia de Córdoba, según ha detallado Zurera, “están liderados por Semillas Silvestres S.L. e Innovaoleo S.L., que realizarán proyectos innovadores en el sector olivarero”.

El primero de ellos desarrollará la instalación y manejo de cubiertas vegetales nativas permanentes mediante la siembra de semillas de especies nativas ibéricas y el segundo realizará una validación industrial de los ingredientes innovadores desarrollados de hoja de olivo con una alta biodisponibilidad y actividad mejorada.

Autorregulación del sector del olivar mediante una extensión de norma.

El responsable de Olivar de COAG Andalucía, Juan Luis Ávila, ha planteado al Consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, la necesidad de que este Consejo, como organismo que debe asesorar a las administraciones y elaborar propuestas de medidas y actuaciones, proponga a la Junta de Andalucía abordar la autorregulación del sector del olivar mediante una extensión de norma.

“La autorregulación es una cuestión fundamental para el futuro de este sector”, señala Juan Luis Ávila, “y la mejor forma de llevarla a cabo es mediante una extensión de norma, de obligado cumplimiento para todos”, concluye el dirigente agrario, que ha participado este lunes 15 en la reunión del Consejo Andaluz del Olivar, que se ha celebrado en Sevilla.

En la reunión de Consejo Andaluz del Olivar se ha hablado también sobre la Xylella fastidiosa, recordando que hasta ahora todas las pruebas realizadas han dado resultado negativo.

No obstante, el responsable sectorial de COAG Andalucía ha mostrado su preocupación por los vectores de esta plaga, y ha pedido a la Consejería que investigue si insectos como las chicharras pueden ser transmisores, ya que su población ha crecido mucho en algunas provincias, como Jaén, y si se descubre que puede ser vector de la Xylella, habrá que poner en marcha protocolos de control.

Por último, respecto al subprograma de olivar del PDR, Juan Luis Ávila ha recordado que para esta organización la prioridad deben ser la incorporación de jóvenes y los planes de mejora.

“Hay que rescatar dinero de donde sea para que las explotaciones puedan modernizarse y que ningún joven que quiera incorporarse se vea imposibilitado para hacerlo”, concluye Ávila

Visto en : eldiadecordoba.es y agroinformacion.com.

Oct 07

Pago de la pac a finales de Octubre

Pac 2015

Pac 2015

Un año más, a partir del 16 de octubre, los agricultores y ganaderos españoles podrían percibir más de 3.000 millones de euros en concepto de anticipo de las ayudas de la PAC. Esa es la cifra que la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, ha dado en el Senado, durante la sesión de control al Gobierno. Hay que recordar, no obstante, que la decisión de anticipar las ayudas y el importe del adelanto corresponde a las Comunidades Autónomas.

Globalmente, según la ministra, los productores españoles percibirán este año más de 6.700 millones de euros procedentes de la PAC, lo que representa el 30% de las rentas.

La ministra citaba el anticipo de las ayudas (que en el caso de los pagos directos puede llegar al 70% del importe) entre las medidas adoptadas para paliar las dificultades que atraviesan los productores como consecuencia de la sequía.

Esta cantidad anticipada corresponde al pago básico y verde, además del pago a pequeños agricultores.

Apuntó, además, que ya han recibido más de 200 millones de euros en indemnizacionesy que se han financiado créditos por valor de 200 millones de euros. También señaló que se han destinado más de 70 millones de euros a actuaciones hidráulicas de emergencia desde 2015 y se han movilizado 280 hm3 adicionales en las cuencas del Júcar y el Segura.

Por último, reiteró el apoyo del Gobierno “al seguro agrario como el mejor sistema de gestión del riesgo de la Unión Europea”.

El PSOE exige ayudas directas

La portavoz del PSOE en la Comisión de Agricultura del Senado, Elena Víboras, considera insuficientes las actuaciones que el Gobierno ha adoptado hasta ahora para afrontar la sequía y ha pedido ayudas directas al sector. Dada la situación que vive el campo, “las medidas que se deben poner encima de la mesa deben ser extraordinarias y ajustadas a una situación excepcional”.

Fuente: agropopular.com

Sep 19

Primeras convocatorias de ayudas al regadío.

Expulsores de regadío

Regadío

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha informado al Consejo de Gobierno de las dos primeras convocatorias del nuevo marco de ayudas al regadío andaluz, que se publicarán la próxima semana y concentran 62,42 de los 96,14 millones de euros previstos hasta 2020 dentro del Programa de Desarrollo de Andalucía (PDR).

Los incentivos respaldarán fundamentalmente proyectos de mejora energética, modernización de instalaciones y ahorro de agua promovidos por comunidades de regantes, así como inversiones de puesta en riego en zonas declaradas de interés general para la comunidad autónoma. Antes de final de año se convocarán también las ayudas correspondientes a auditorías energéticas (3,8 millones de euros) y a partir de 2018 se irá completando el programa de apoyo hasta los 96,14 millones presupuestados.

Cantidades invertidas

Del total de subvenciones que se convocarán, 28 millones de euros se destinan a proyectos de mejora de regadíos; 20 millones a obras de modernización y creación de regadíos en zonas de interés general; 9,4 a inversiones de autoproducción y autoconsumo eléctrico para disminuir la dependencia energética, y 5,02 a mejora de instalaciones como centros de transformación, motores o equipos de bombeo.

Estas cantidades incluyen tanto los 51,83 millones de la convocatoria general para Andalucía, cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Rural (Feader) en el marco del PDR, como los 10,59 que contarán con apoyo de la Iniciativa Territorial Integrada de Cádiz, impulsada por la Comisión Europea para fomentar la competitividad del tejido productivo en esta provincia.

En el caso de Cádiz, los incentivos se desglosan en 4,39 millones para autoproducción energética, 4 millones para modernización y 2,19 para mejora de instalaciones. En el capítulo de obras en zonas de interés general no hay financiación específica, si bien los regantes gaditanos podrán acogerse a la convocatoria de ámbito autonómico.

De acuerdo con las bases reguladoras de las convocatorias, que fueron publicadas el pasado 31 de julio en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, todas las ayudas se concederán en régimen de concurrencia competitiva y con una consideración especial para los proyectos promovidos por mujeres y personas en situación de desventaja social o riesgo de exclusión.

Las nuevas ayudas al regadío andaluz previstas hasta 2020, incluyendo las que quedan por convocar, permitirán respaldar unas inversiones totales de 160 millones de euros y asegurar así la viabilidad y rentabilidad de entre 20.000 y 30.000 hectáreas. Dependiendo de la modalidad, los incentivos cubren entre el 60% y el 80% del coste de los proyectos.

SOBRECOSTES ENERGÉTICOS

En comparación con anteriores convocatorias, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha destacado la prioridad que las nuevas ayudas prestan al ámbito energético. En este sentido, Rodrigo Sánchez Haro ha vuelto a reclamar al Gobierno de España que modifique la Ley del Sector Eléctrico vigente desde 2013 con el fin de reducir los elevados costes energéticos que actualmente soporta el regadío andaluz. Este sector clave en el liderazgo agroindustrial de la comunidad, que ha realizado cuantiosas inversiones de modernización dirigidas precisamente al ahorro de agua y energía, se está viendo afectado por un incremento de entre el 20 por ciento y el 30 por ciento en su factura eléctrica como consecuencia de los cambios normativos realizados en el ámbito estatal.

A juicio de la Junta, la Ley del Sector Eléctrico debe ser modificada para ofrecer una alternativa de reducción de costes a partir del autoabastecimiento eléctrico y de la flexibilización de las condiciones de suministro en actividades económicas de consumo intensivo y con estacionalidad. Esta norma supuso un incremento de las tarifas de acceso a la energía eléctrica, que se centró en la parte fija vinculada a la potencia contratada (independientemente del consumo de cada usuario). Las subidas ni siquiera pueden ser compensadas con la opción del autoconsumo, ya que la nueva regulación también introduce un nuevo peaje que la dificulta.

Rodrigo Sánchez Haro ha señalado que el nuevo marco regulador estatal está poniendo en riesgo la competitividad de muchas zonas regables modernizadas o en proceso de modernización, además de desincentivar los planes de mejora que actualmente se desarrollan. Asimismo, propone la modificación de la normativa reguladora del IVA, para aplicar un tipo reducido del diez por ciento a la factura eléctrica de las comunidades de regantes.

El regadío en Andalucía

El regadío suma en Andalucía 1,17 millones de hectáreas (una cuarta parte del total nacional), lo que supone el 32,3 por ciento de la superficie cultivada en la comunidad. Sus cultivos generan el 63 por ciento del empleo agrario (más de 192.000 personas) y aportan el 64 por ciento de la Producción Final Agraria. Las zonas regables han duplicado su superficie durante las dos últimas décadas, en un proceso que ha tenido especial significación en las zonas más dinámicas y de mayor potencial exportador de la agricultura andaluza, como los invernaderos de Almería, los cultivos de fresa y cítrico de Huelva y el olivar jiennense.

En este periodo, la Administración autonómica y las comunidades de regantes han desarrollado proyectos de ahorro de agua y energía en más de medio millón de hectáreas, con unas inversiones público-privadas superiores a los 1.657 millones de euros. Los proyectos de modernización desarrollados han permitido sustituir casi la mitad de todo el riego en superficie de la comunidad autónoma por sistemas de aspersión y localizados, más eficientes en el uso del agua. Como consecuencia, los regantes andaluces utilizan ahora un 25 por ciento menos de agua y pueden atender un 36 por ciento más de superficie.

Fuente: lavanguardia.com