Mar 28

Tratamiento contra malas hierbas

Hierba en el olivar

Tener claro qué son las resistencias nos ayuda a detectarlas. La resistencia a los herbicidas se define como la capacidad de una población de malas hierbas a sobrevivir a un tratamiento concreto. Además esta capacidad se tiene que transmitir a las siguientes generaciones de malas hierbas.

Teniendo en mente esta definición podemos definir unos puntos clave para detectar la presencia de malas hierbas resistentes:

  • He realizado una aplicación correcta y la hierba no se muere: si tú has realizado el tratamiento adecuado, con la dosis correcta, en la época recomendada, sin ningún problema y no han muerto todas las malas hierbas posiblemente tengas resistencias. Esto quiere decir que las hierbas han evolucionado de forma que metabolizan la materia activa con la que las has tratado y no las mata.
  • Malas aplicaciones: las malas aplicaciones de fitosanitarios ayudan a crear resistencias, sobre todo cuando son repetidas. Una mala aplicación no mata todas las plantas pero sí que las afecta. Al recuperarse estas malas hierbas crean mecanismos de defensa contra la materia activa. Si por el motivo que sea se han realizado malas aplicaciones en tus campos, tienes más probabilidades de tener malas hierbas resistentes.
  • Repeticiones de herbicidas: usar siempre el mismo herbicida ayuda a la aparición de resistencias. Al usar siempre el mismo modo de acción se aumenta la presión de selección sobre las malas hierbas.
  • Monocultivo: el hecho de sembrar siempre el mismo cultivo puede ayudar a la aparición de resistencias. Los herbicidas selectivos para un único cultivo son limitados. Esto provoca que si se usa monocultivo se repitan mucho los mismos herbicidas lo que facilita la aparición de resistencias.
  • Presencia de las malas hierbas con resistencia más frecuentes: en las distintas zonas agrícolas de España hay varias malas hierbas que ya presentan resistencias a distintos herbicidas.
    • La malva presenta resistencia al glifosato en varias zonas agrícolas.
    • Hay poblaciones de vallico resistentes a más de veinte materias activas.
    • Empiezan a aparecer poblaciones de amapola resistentes a algunas materias activas de las más usadas.
    • El bromo y la avena loca son también malas hierbas con poblaciones resistentes.

Como puedes ver, muchos de los factores que propician la presencia de malas hierbas resistentes están relacionados con el historial de la parcela. Por este motivo es muy importante tener claras las actuaciones realizadas en las parcelas los años anteriores. Además es importante tener claro el histórico de malas hierbas de nuestra parcela.

Recomendaciones contra las malas hierbas.

  • Tipo de maquinaria a utilizar, presión y/o velocidad de trabajo: realizar el tratamiento con pulverización con gota gruesa a baja presión dirigida perpendicularmente al suelo. ()Hora más recomendable para la aplicación: primeras horas de la mañana o últimas de la
    tarde. Tener en cuenta posibles contraindicaciones de la etiqueta del producto.
  • Tipo de protección a utilizar por el aplicador: Utilizar la protección recomendada en la etiqueta del producto. ()Forma de destrucción de los envases: los envases vacíos se enjuagarán 3 veces y se
    depositarán en el punto SIGFITO o centro autorizado más cercano a la explotación.
  • Otros aspectos: seguir las recomendaciones de la etiqueta y/o consultar con el servicio técnico. Utilizar las dosis mínimas recomendadas en la aplicación respetándolos plazos de
    seguridad.
  • Debido a la poca lluvia caída en las últimas semanas, se recomienda utilizar herbicidas autorizados de postemergencia con hierba ya germinada y con partes verdes.
  • Se recomienda dejar cubiertas vegetales para favorecer la infiltración del agua de lluvia y minimizar la erosión según normativa vigente.
  • Cambiar de producto fitosanitario: en general las malas hierbas son resistentes a una materia activa. Las materias activas están clasificadas según su modo de acción por distintos grupos. Por este motivo, te recomendamos que uses un producto con una materia activa de un grupo diferente al que normalmente utilizas si quieres tener éxito en el control de las malas hierbas.

Nota: Se recomienda anotar el tratamiento realizado en un cuaderno de campo, este te puede interesar y es gratuito http://www.agrocuaderno.com/.

Y de paso, mira la fecha de caducidad de tu carnet fitosanitario, ..que caducan, jejeje.

Fuente: https://www.agroptima.com y Servicio Técnico de la D.O.P. Sierra Mágina

Mar 19

Recomendaciones sobre el manejo de leña en el olivar

Leña de olivo
Leña de olivo

La Consejería de Agricultura y Pesca publicó en el BOJA nº 23 de 30 de noviembre de 1981, la Orden de 2 de noviembre de 1981 por la que se determinan las NORMAS A SEGUIR EN EL CUMPLIMIENTO DE LA LEGISLACIÓN VIGENTE SOBRE EL “BARRENILLO”, “PULGÓN”, O “PALOMILLA” (PHLOEOTRIBUS SCARABAEOIDES).

Al objeto de disminuir en lo posible los daños que pudiera ocasionar la plaga “barrenillo del olivo” o “palomilla” (Phloeotribus Scarabaeoides), se hace necesario incidir en la necesidad de realizar acciones preventivas en:

MANEJO DE LAS LEÑAS PROCEDENTES DE LA PODA DEL OLIVAR:

a) Realizar la poda lo antes posible. Es aconsejable no retrasarla más allá del inicio de brotación de yemas para que, cuando se den las condiciones para el apareamiento y puesta de los adultos, la madera de poda esté más seca y se dificulte así el desarrollo de las puestas y/o las poblaciones larvarias.

b) Todas las ramas secas y muertas, así como los restos de poda deben ser eliminados mediante fuego o picado de forma inmediata, antes de la emergencia de la nueva generacion del insecto.

c) Las leñas procedentes de poda que no sean destruidas en el propio olivar y vayan a aprovecharse posteriormente, deberían guardarse en lugares herméticamente cerrados desde el 1 de mayo hasta el 1 de noviembre, entendiéndose como tales según la normativa:

 Leñeras de obra civil, techadas al menos con cielo raso y con las puertas y ventanas tabicadas.

 Zanjas o trincheras, quedando la leña cubierta con una capa de tierra de un espesor mínimo de 25 cm.

 Leña sumergida totalmente en agua en albercas.

 Cualquier otro método que suponga un aislamiento hermético de la leña al exterior.

d) Entre los meses de febrero a abril, colocar palos-cebo debajo de los olivos, procediendo a destruirlos antes de que se produzca la salida de los adultos de este insecto (principios de verano).

e) Cuando se observe la aparición del insecto en las leñeras se podrán realizar tratamientos en una banda de 300 metros alrededor de los almacenamientos de leña.

Respecto a los tratamientos fitosanitarios, indicar que solo es necesaria la aplicación de insecticidas a los olivos cuando se dén ataques severos de la plaga (más del 10% de brotes con adultos vivos); debiendo, en estos casos, aplicar el tratamiento en el momento en que se haya producido la salida de los adultos de barrenillo de las leñeras (aproximadamente a principios de verano).

Dichos tratamientos consistirán en pulverizaciones sobre los olivos con productos autorizados para el “barrenillo del olivo” en el cultivo del olivo y según los condicionantes indicados en la etiqueta. Deben realizarse, al menos, dos o tres aplicaciones con un intervalo de 15 días entre aplicaciones.

En lo que respecta a la quema hay que tener en cuenta la normativa de condicionalidad y de prevención de incendios forestales en Andalucía. En caso de duda sobre las medidas expuestas, no duden en dirigirse al departamento de Sanidad Vegetal de la Delegación de Agricultura y Pesca de Jaén; a las Oficinas Comarcales Agrarias; o a los servicios técnicos de la Denominación de Origen Sierra Mágina; o a los técnicos de Agrupaciones de Producción Integrada (API).

El incumplimiento de las normas establecidas en la legislación vigente (Orden de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía de 2 de noviembre de 1981 y Ley 43/2002, de 20 de noviembre, de Sanidad Vegetal), dará lugar a las correspondientes sanciones, con independencia de las exigencias en las responsabilidades a que hubiera lugar por los daños ocasionados en los olivares vecinos.

Fuente: D.O.P. SIERRA MAGINA

Feb 27

XX Fiesta del olivar

grupo de gente acordando la organización de la xx fiesta del olivar
Reunión en el Ayuntamiento sobre la organización de la fiesta del olivar

Huelma ha sido la localidad elegida este año para acoger la XX Fiesta del Olivar y del Aceite de Oliva Virgen Extra de Sierra Mágina en la que el Consejo Regulador de la comarca hará entrega el sábado 6 de abril de sus premios anuales ‘Alcuza’, ‘Lechuza’ y ‘Pregonero’, con los que reconoce el esfuerzo por la calidad y la comercialización de los productores, almazaras y marcas inscritas.

La Denominación de Origen Sierra Mágina ha mantenido un encuentro con representantes de la SCA San Isidro de Huelma, la SCA San Juan Bautista de Solera, SAT La Concepción de Huelma y el Ayuntamiento de Huelma-Solera para iniciar los preparativos de la misma.

La fiesta se organiza por parte de estas entidades con la colaboración de diversas instituciones como la Consejería de Agricultura, Diputación de Jaén, Caja Rural de Jaén y ADR Sierra Mágina. Durante la semana previa a la Fiesta, tanto Huelma como Solera acogerán actividades que unen el aceite de oliva virgen extra de Sierra Mágina con, cultura, deporte, formación, gastronomía y naturaleza y en la que participarán personas de todas las edades, con el objetivo de lograr un mayor alcance e implicar a todos los colectivos en torno al aceite.

EL CONSEJO SIERRA MÁGINA

La Fiesta del Olivar y del Aceite Virgen Extra de Sierra Mágina se celebra con carácter rotativo entre los municipios de la comarca, desde su inicio en el año 2000. Esta será la segunda ocasión en que Huelma-Solera acoja la Fiesta, desde que se celebrara por primera vez en el año 2003, y desde entonces, ha ido sumando actividades y contenidos para conseguir una semana completa dedicada al aceite virgen extra de Sierra Mágina.

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sierra Mágina fue reconocido en 1995, y ampara una superficie de 60.000 hectáreas de olivar, con unos 13.000 olivareros censados, en 15 términos municipales, y es la variedad picual la principal.

Cuenta con 55 marcas de aceite de oliva 100% virgen extra amparadas por su certificación, que han obtenido los galardones más prestigiosos a la calidad de sus aceites, tanto nacionales como internacionales. Sus aceites son muy frutados, con picor y amargor equilibrados, destacando notas de tomate, higuera y verde hierba.

Fuente:https://lacontradejaen.com

Feb 05

¿Aceite de Oliva Virgen Extra, lo reconoces?

Logotipo Sierra Mágina
Logo D.O. Sierra Mágina

Este artículo ha sido publicado en la web de la Denominación de Origen de Sierra Mágina, nos ha parecido interesante, ¿puedes dedicarle unos minutos?

Un aceite de oliva Virgen Extra es un auténtico zumo de aceituna de calidad, y para conseguirlo hay que cuidar muchos factores. El primero de ellos es el cuidado del olivar durante todas sus fases o estados fenológicos, una tarea de la que los olivareros de Mágina son muy conscientes y en la que también interfiere la meteorología. El segundo es el momento de recolección más adecuado (cuestión que tratamos en un artículo anterior) y que está relacionado con la maduración del fruto. En los últimos años se ha fomentado el adelanto de la recolección precisamente para acercarse a ese punto óptimo de maduración, pero también para evitar las inclemencias meteorológicas propias del invierno, las heladas, que provocan que se quemen los brotes, los frutos se sequen y se caigan. Una esmerada recolección es asimismo clave para obtener aceite de oliva virgen extra. Es esencial que se recoja por una parte la aceituna de vuelo, la que se consigue directamente del árbol, y por otra la del suelo, que posiblemente esté estropeada. Asimismo se debe transportar la aceituna a la almazara en remolques para evitar el aplastamiento de la aceituna y en el menor tiempo posible. Una vez en el molino, será trabajo del personal del mismo separar las diferentes calidades de la aceituna, molturar el aceite a menos de 27º, decantar y filtrar el aceite en las mejores condiciones y envasarlo en envases que protejan al aceite de la luz.
Una vez que el aceite se ha producido, su calidad determinará si es Aceite de Oliva Virgen Extra o no. Y la determinación de si un aceite reúne o no esta calidad corre a cargo por una parte de los análisis físico-químicos realizados en un laboratorio que miden su calidad técnica y por otra parte, de un panel de cata que determina las características organolépticas del aceite tras analizar a través del olfato y el gusto la percepción que tienen del mismo, la vista no participa en la cata, de ahí que las copas de catar sean azules. El método de análisis sensorial o panel test, que permite diferenciar atributos positivos y defectos en el aceite, está desarrollado por el Consejo Oleícola Internacional y reglamentado por la Unión Europea para todos los aceites de oliva vírgenes, y es la principal herramienta para diferenciar el virgen extra, del virgen y del lampante
Técnicamente el Aceite de Oliva Virgen Extra tendrá una acidez menor a 0,5º y al gusto, es decir a determinación del panel de cata, tendrá al menos un frutado de dos puntos y no se le apreciará ningún tipo de defecto (atrojado, humedad, avinagrado, rancio,etc). En un panel de cata, formado por un equipo de 8 catadores que siguen la normativa del Consejo Oleícola Internacional, el valor estadístico denominado mediana de los defectos de un aceite debe ser 0 para que el aceite sea virgen extra.
Cuando se detecta un ligero defecto a un aceite, su frutado es mayor a 0 puntos y su acidez es menor a 1,5º se considera Aceite de Oliva Virgen.
La siguiente tipología de aceite es el “Lampante” cuyos defectos, de medios a intensos, lo hacen no apto para el consumo y que tras ser sometido a procesos químicos para eliminar sus defectos se convierte en “Aceite de oliva refinado” que a su vez, se mezcla con aceite virgen para comercializarse bajo el nombre a secas de “Aceite de Oliva”. Por último el Aceite de Orujo de Oliva se obtiene mediante la extracción del alpeorujo resultante en la almazara mediante procesos químicos.
En definitiva, sólo los Aceites de Oliva Virgen Extra y Virgen son zumo de aceituna natural, el resto de tipos son el resultado de que el aceite pase por diferentes procesos químicos.
El papel de las figuras de calidad diferenciada con reconocimiento europeo, entre ellas la Denominación de Origen Sierra Mágina, es garantizar al consumidor, a través de su sello, que un aceite de oliva es Virgen Extra y que para ello realiza un estricto control de calidad a través de sus laboratorios y de su propio panel de cata. La D.O. certifica además que todas las fases de producción de su producto se realizan en un territorio determinado, en este caso Sierra Mágina. En España sólo existen 29 denominaciones de origen de aceite de oliva virgen extra.
En definitiva, el consumidor podrá adquirir un Aceite de Oliva Virgen Extra de la Denominación de Origen Sierra Mágina con la total seguridad de que reúne los requisitos de calidad para ser considero como tal.

Fuente:http://sierramagina.org

Nov 05

El aceite de oliva más temprano

jornaleros en la aceituna

jornaleros en la aceituna

Las almazaras y cooperativas inscritas en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sierra Mágina, para seguir con la tendencia de años anteriores, abren de forma anticipada al inicio general de la recolección para elaborar partidas de Aceite de Oliva Virgen Extra “Extra Temprano” de gran calidad organoléptica. En esta campaña 2018-2019, más de la tercera parte de las entidades inscritas en el Consejo apostarán por estos aceites. En este momento, ya hay cuatro almazaras inscritas que cuentan con nuevo aceite, la cooperativa Oro de Cánava de Jimena, y las almazaras privadas “Melgarejo” de Pegalajar, “Oleozumo” de Mancha Real y “El Picón” de Albanchez de Mágina.

A ellas se van a unir esta próxima semana las cooperativas de Campillo de Arenas, Bedmar, La Guardia, Albanchez de Mágina, Jódar, Carchelejo y Huelma, además de la almazara Monva de Mancha Real.

El primer aceite de oliva en Canal Sur

Es sabido que el aceite que sale de la cosecha más temprana está considerado el más fino y señorial porque el fruto está aún fresco. Así pudieron comprobarlo los presentadores de “La tarde, aquí y ahora”, Juan y Medio y Eva Ruiz, quienes recibieron en su programa la visita de Jesús Sutil y Pilar Colmenero, gerente y jefa de panel del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sierra Mágina, quienes presentaron una cata de los primeros aceites de la campaña de la aceituna en Jaén.

Ambos expertos dieron una lección sobre los diferentes tipos de aceituna que se cultivan en la provincia de Jaén, como la arbequina o la picual, que es la que se produce en la mayoría de los municipios jiennenses por excelencia. Además, al tratarse de un aceite perteneciente a la primera cosecha, el aroma y el color es más intenso, lo que garantiza las propiedades del oro liquido virgen extra.

La catadora Pilar Colmenero recomendó el consumo de este tipo de aceite en crudo, por ejemplo, como condimento en ensaladas o en las tostadas del desayuno; mientras que, por su parte, Jesús Sutil destacó cómo el terreno en pendiente de Sierra Mágina hace que el aceite sea un producto de mayor calidad, ya que se requiere un trabajo más manual en lugar de con maquinaria. También desterraron el falso mito sobre la fecha de caducidad del aceite. Este producto dispone de una fecha de consumo preferente, pasada la cual, pierde propiedades por lo que los expertos recomiendan que se consuma en el mismo año en el que se produce.

En las semanas previas al inicio de la campaña de recolección de este invierno, fue una reportera de “Andalucía directo” la que se desplazó hasta el cortijo Espíritu Santo, de Úbeda, para ser testigo de la recolección del primer oro líquido de la temporada, en una finca de más de 500 años. La reportera del programa de la sobremesa de Canal Sur se adentró en el campo jiennense para hablar con los jornaleros que vareaban a mano o con máquinas los olivos de la finca. Aunque las recolectoras son ya habituales para este tipo de trabajos, algunos trabajadores vuelven a las tradicionales varas para no causar daños innecesarios e injustificados al árbol.

Todo parece indicar que la próxima cosecha del olivar en Andalucía va ser excelente. Así lo recogió “CSN 2 Noticias” al señalar que será superior a 1.3000 toneladas, lo que supone un 40 por ciento más que la cosecha anterior, según el aforo de la Junta de Andalucía. Jaén generará 685.000 toneladas, lo que va a suponer 4.200.000 jornales este año.

Fuente: Diario Jaén
Jul 06

1,4 millones a Aceites Cazorla

Rrepresentantes de aceites cazorla y junta andaluciaecientemente se ha concedido más de 1,4 millones de euros por parte de la Junta de Andalucía a Aceites Cazorla, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha visitado la sede de esta cooperativa para la modernización de sus instalaciones. Este incentivo, que supone el 50% del total de la inversión, se va a destinar a un proyecto para la ampliación y mejora de la almazara y la construcción y el acondicionamiento de los depósitos efluentes.

Sánchez Haro ha puesto esta ayuda como ejemplo del apoyo de su departamento a un sector que es una de las locomotoras económicas de Andalucía como es el del aceite de oliva, con un valor de ventas total de más de 3.400 millones de euros. Dicha cooperativa cuenta con un conocimiento de los mercados y de los gustos de los consumidores que le han abierto las puertas de los mercados más exigentes. Muestra de ello es la propia cooperativa Aceites Cazorla, que ha sabido hacerse un hueco en países como Canadá, EEUU, Brasil, India, Sudáfrica, Australia, Rusia y Alemania.

Con una facturación anual que supera los 20 millones de euros y una producción de 47.000 toneladas, esta firma que cuenta con 2.000 socios es ejemplo de un negocio tradicional que ha sabido proyectarse de manera internacional con la calidad de sus aceites de oliva virgen extra.

Centro de Interpretación del Aceite de Oliva

El consejero ha destacado que esta proyección en el exterior se ha hecho sin perder sus raíces. Prueba de ello es que en 2014 habilitó en sus propias instalaciones, con la colaboración del Ayuntamiento de Cazorla y la Diputación de Jaén, una almazara antigua como Centro de Interpretación del Aceite de Oliva. Durante su visita, Sánchez Haro ha mantenido también un encuentro con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Sierra de Cazorla, al que ha felicitado por la labor que realiza “defendiendo las producciones e impulsando la promoción, una labor que se ha de seguir trabajando y ser aún más ambiciosos para llegar a más consumidores”.

Visto en oleorevista.com

Jun 21

La fertilidad del suelo del olivar

Olivar con las raices al aireEstudios científicos alertan de que los suelos de olivar pierde cada año 3 milímetros, y hay zonas con perspectivas de desertificación en 25 años. El 40% de la provincia sufre erosión, con pérdidas millonarias en agricultura e infraestructruras

Cada vez que llueve las gotas de lluvia estallan contra el suelo desnudo. Las partículas de tierra son disgregadas fácilmente, y el agua las arrastra pendiente abajo, por mínima que esta sea. Y el suelo queda cada vez más pobre y escaso. Es un fenómeno que ocurre en buena parte de la superficie que Jaén dedica al olivar. Son 6.000 kilómetros cuadrados, el 48% de la superficie de la provincia, ocupadas por sesenta millones de árboles de los que la provincia extrae su principal fuente de riqueza. Una riqueza, sin embargo, que está amenazada. El principal peligro para el mundo aceitero jienense no está en los vaivenes de los mercados o en bacterias que viajan desde Italia. La amenaza está en el suelo. Los científicos alertan de que Jaén se queda sin suelo.

Los suelos de olivar de Jaén pierden por erosión entre 3 y 4 milímetros de espesor al año (entre 40 y 60 toneladas de tierra por hectárea). Es una tragedia ecológica silenciosa, pero que tiene repercusiones económicas inmediatas para los agricultores y para el conjunto de la sociedad: tierras menos fértiles, gasto inútil el riegos, caminos y hasta carreteras destrozados, pantanos acolmatados…Una factura millonaria que, sin embargo, es poca cosa comparada con las perspectivas de futuro si no se revierte la tendencia: el desierto acecha.

«Hay estudios que hablan ya de suelos en buena parte de la provincia de Jaén con una vida media útil de 25 años», alertó Julio Antonio Calero, (de Carchelejo), biólogo y doctor del departamento de en Edafología y Química Agrícola de la Universidad de Jaén, en unas jornadas para agricultores organizadas por Asaja-Jaén. Calero citó el caso de fincas que se vienen estudiando en Córdoba donde se ha detectado que el nivel del suelo se ha rebajado 20 centímetros en cincuenta años. Y se trata de un fenómeno irreversible. Jaén es actualmente una de las provincias de España más expuestas a la pérdida de suelo, según los científicos.

El paisaje del olivar tal y como lo conocemos no es tan antiguo como se puede pensar. A mediados del siglo XVIII había en Andalucía 42.000 hectáreas de olivar. Actualmente la cifra pasa del millón y medio. Un olivar que se trabaja con dos formas de cultivo mayoritarias: con laboreo (se ara la tierra y se trabaja con aperos) y con técnicas de no cultivo pero con suelos desnudos de ‘malas hierbas’. Ambas formas de olivar favorecen la erosión.

Pueblos más afectados por la erosión

Estudios de campo elaborados por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y publicados en 2016 estiman que casi el 40% de la provincia de Jaén sufre pérdidas de suelo (una cifra que se aproxima bastante a lo que representa el olivar). En el 23% de esta superficie la pérdida es moderada. Pero es que hay un 8% donde la erosión se considera alta y otro 8% donde es muy alta. Hay municipios como Quesada, Larva, Huesa o Jódar donde la amenaza del desierto es ya evidente. Pero el problema afecta a toda la provincia. Y a todos los olivareros.

Los cálculos de suelo perdido se disparan si se trata de fincas donde han aparecido cárcavas. Enormes grietas por donde corre el agua desbocada arrastrando todo a su paso. «Las cárcavas multiplican por 8, 10 o más la perdida de suelo», asegura Calero. Las cárcavas no son un problema aislado de algunas fincas, sino que están modificando sustancialmente el paisaje del campo jienense, cortan caminos, parten fincas, obligan a largos rodeos. En la última década han proliferado prácticamente por toda la campiña. Y es prácticamente imposible eliminarlas una vez que han adquirido ciertas dimensiones. Todo lo más se las puede reducir. Pero cuando llegue una gran tormenta y las precipitaciones sean fuertes, volverán a arrastrarlo todo.

La erosión ya le está costando una fortuna a los agricultores. El suelo que se pierde es el más rico en materia orgánica. Lo que queda, por tanto, es más pobre. El olivar pierde productividad y rendimiento. En zonas de erosión moderada (4 milímetros al año) se estiman pérdidas de hasta 200 euros por hectárea y año en la cosecha, según los cálculos expuestos por Julio Antonio Calero.

Para mantener la calidad del suelo hay que recurrir a fertilizantes, que tienen un elevado coste.

Ademas, buena parte del olivar se riega. Es otro de los costes significativos que soportan los agricultores. Un buen porcentaje de ese riego se podría evitar, pues los suelos erosionados dejan escapar mucha agua y pierden capacidad de almacenar la humedad. Calero estima que un suelo no cultivado conserva hasta el doble de agua que uno de olivar intensivo. El agua desaprovechada supone un riego anual de 250 metros cúbicos por hectárea. Trasladando el cálculo a las dimensiones globales de la cuenca y a la cantidad total que se destina a riego, el resultado es que entre el 10 y el 15% del agua los agricultores aportan costosamente a sus olivares la han dejado escapar antes por la erosión. Traducido a euros, también se está hablando de millones.

La factura de la erosión también la paga el conjunto de la sociedad, viva o no del campo. Las escorrentías y deslizamientos provocan daños en infraestructuras que en España se estiman en 2.000 millones de euros, y que en Jaén llegan a los 19 millones (estimación basada en el Plan Encamina2 de arreglo de caminos).

El arrastre de materiales provoca estrechamientos en cauces fluviales, lo que aumenta la energía de las crecidas. Ocurre en la zona de los puentes de Jaén, o en La Cerradura. Para garantizar la seguridad de los vecinos se requieren obras millonarias. Los pantanos además se rellenan de tierras de arrastre. Se estima que cada año los embalses jienenses reciben 70 hectómetros cúbicos de sedimentos. En 60 años han perdido un 10% de capacidad. Y las consecuencias de las riadas cada vez son más dramáticas, en una provincia amenazada por la pérdida de suelo.

Fuente y foto: ideal.es

Jun 20

Un año de cárcel por apropiarse de subvenciones al olivar

acusado en el juicio por el robo de la subvenciónUn hombre que responde a las iniciales J.R.M.F. ha aceptado un año de cárcel y el pago de una multa de 540 euros por quedarse con 40.000 euros de subvenciones agrarias correspondientes a olivares que pertenecían a la fundación que gestiona un asilo de Cazorla (Jaén). Además de la condena por un delito continuado de apropiación indebida, en concepto de responsabilidad civil, el acusado deberá indemnizar a la fundación en 40.000 euros.

El acusado ha aceptado los cargos y se ha mostrado conforme con la petición de penas acordada entre las partes y con el visto bueno del Ministerio Fiscal, lo que ha permitido evitar con la continuidad del juicio previsto para este martes en la Sección Tercera de la Audiencia de Jaén. Según recoge el escrito del Ministerio Público con el que el acusado se ha mostrado conforme, los hechos se remontan a 2010 cuando el acusado firmó varios contratos de arrendamiento rústico con la fundación que gestiona un asilo en Cazorla.

De esta forma, se hizo con la explotación de varias fincas de olivar repartidas entre los municipios de Cazorla y Peal de Becerro. En dichos contratos se excluía de forma expresa las ayudas europeas que correspondían por el cultivo de olivar, por lo que la fundación mantenía el cobro de estos derechos. No obstante, el acusado cobró las ayudas correspondientes a cinco cosechas, entre los años 2010 y 2015 y para ello “simuló ante la Junta ser el titular de los derechos de pago único”. Se calcula que con esta simulación cobró del orden de 40.000 euros que son los que ahora deberá devolver a la fundación.

Fuente: 20minutos.es